¿Cuánto cobrar como freelancer?

Ser freelancer está bueno, tiene muchas ventajas, pocas desventajas (si, es discutible, pero así lo veo yo); pero a la hora de poner un número como precio por nuestro trabajo, generalmente cuando recién comenzamos en este mundo, se nos complica un poco.

Veamos algunos tips que nos orientarán (o todo lo contrario) a la hora de definir un precio; tips publicados originalmente por FreelanceSwitch y comentados recientemente por Online y Artegami:

  1. El cliente confunde tu coste diario con tu coste en horas.
  2. Cada propuesta presentada es un trabajo conseguido.
  3. Aunque trabajes 80 horas semanales con tu nivel de ingresos puedes pedir ayudas del gobierno.
  4. Cuando hablas del precio tus clientes siempre te preguntan donde está el truco.
  5. Lo clientes no te pagan por transferencia, directamente sacan el dinero de la cartera o del bolsillo para pagarte en metálico.
  6. Otros freelance te envían mails diciendo lo mucho que te odian.
  7. Tus clientes anteriores ya ni te preguntan lo que va a costar hacer una cosa, simplemente te piden que la hagas.
  8. No te vas nunca del trabajo, aunque sobrevibas comiendo comida basura en dos minutos.
  9. Tu hermano de doce años gana más dinero que tú.
  10. Pero la señal inequívoca de que tus precios son regalados es cuando empiezan a llamarte las empresa de la India para subcontratarte.